Monday, September 10, 2007


El Lado Oscuro del Deseo (1977)
De Luis Buñuel


Tenía casi seis años de haber visto por última vez esta película, afortunadamente la tenían en el blockbuster cercano a mi casa. Recordaba con bastante impresión muchas de las escenas sin embargo, seguía latente la repulsión que la mayoría de personajes de Fernando Rey me transmiten.

La película empieza cuando un tren está a punto de salir de Sevilla hacia Madrid y uno de los pasajeros desde la puerta vacía una cubeta con agua sobre una mujer en el andén quien logra abordar, completamente mojada, en el último momento sin que su bañador se percate. En el vagón viaja un hombre pequeño, un anciano, una madre con su hija de unos 10 años apesar de lo inusual del evento que acaban de presenciar cada quien se ocupa en lo suyo aunque no pueden negar la intriga que les provoca aquel hombre.

El pasajero, objeto de curiosidad, es un señor adinerado llamado Mathieu quien ante la estupefacción de sus compañeros de vagón se ve de cierta forma obligado a contar la historia que comparte con Conchita, la chica que bañó.

La conoció hacía tiempo cuando trabajaba como ayuda de cámara en casa de un amigo., intenta seducirla sin éxito. La chica abandona el empleo y esto únicamente aumenta su interés en ella. Al reencontrarse hábilmente la chica no hace más que mostrarse complaciente con él iniciando un juego erótico entre ellos. Que lleva matices degradantes hacia él que se ve sometido por el deseo mientras que ella tiene pleno dominio sobre y él. Manteniéndolo siempre a la espera de concretar el encuentro sexual.

Buñuel, gran conocedor de la naturaleza humana y gran admirador del Marques de Sade, logra de forma compleja plasmar la filosofía sadiana sobre la virtud en la cual expone que entre más dóciles somos con los demás, más perversos son los demás con nosotros e inversamente sobre todo cuando el componente sexual esta en el medio. Lo que más se desea es lo que no se puede tener.

Mathie es un viudo quien se obsesiona con una joven llamada Conchita. Ella y sus diez y ocho años le son totalmente irresistibles. El hecho que sea de una clase inferior y joven nos podría hacer pensar que él juega el papel de "poderoso" en la relación. Sin embargo, el personaje de Conchita, encarnado por dos bellas actrices (Ángela Molina y Carol Bouquet) toma las riendas de la relación. Usando sus “armas” de mujer, con el rol de joven inexperta, seduce al hombre maduro al punto de que él se torna en el sumiso. Inicia un juego erótico en el cual dilata a toda costa el momento de consumar plenamente su relación sexual con la premisa que si ella le da todo lo que quiere él la dejará.

El juego al que lo somete llega a tener matices crueles sin embargo Mathieu (Fernando Rey) patológicamente cae en su juego sin oponer resistencia. Es importante aclarar que Conchita no es la típica “vampireza”. Él le ofrece el cielo y la tierra y ella se niega. Lo único que al parecer le interesa es humillarlo hasta que no quede nada del rol dominante al que él esta acostumbrado.

Tras un largo calvario, ella lo abandona y él ruega para recuperarla hasta que la humillación cobra dimensiones intolerables para Mathieu cuando frente a él Conchita le da a otro hombre lo que a él le ha negado. Pero acá la historia vuelve a tener un giro. El amable caballero se torna violento y después de darle una paliza es ella quien de pronto quiere estar con él.

El final es sin duda genial, en un escaparate Conchita y Mathieu ven una serie de trajes de noche “léase camisones” exhibidos. De inmediato llega a la mente del espectador a Conchita luciéndolo en diferentes escenas mientras jugaba con el pobre Mathieu finalmente una costurera se sienta a remendar uno manchado de sangre tal como vemos a Buñuel en la fotografía.

Aunque a Ese oscuro objeto del deseo esta impregnada de toques surrealistas y el director juega con nosotros al poner a dos actrices a personificar el mismo personaje este sin duda es uno de los films más accesibles y convencionales de Buñuel.

7 Comments:

At 9:26 PM , Blogger Vanessa said...

No conocía esta película, gracias por informarme sobre ella. Y sí, el deseo se mantiene sólo cuano el objeto deseado no es alcanzable. Por eso bien dice Arjona (hoy ando musical): "Dime que no y me tendrás pensando todo el día en tí".

 
At 7:39 PM , Blogger Chicaborges said...

El juego que estos dos se traen en toda la película va in crecendo y la película esta lleno de simbolismos muy al estilo Buñuel. Otro par de películas que no hay que perderse es Belle de Jour y el Discreto encanto de la burgesía. De su época en México también está Viridiana.

 
At 9:56 AM , Blogger Vanessa said...

pst qué pasó, me quedé esperando otro post!!

 
At 6:04 AM , Blogger Chicaborges said...

Pasate a Matilisguate que allí si he estado posteando!! L

 
At 3:32 PM , Blogger Leon said...

Increíble filme de Buñuel, inolvidable, basado en una novela La Femme et le Pantin, del notorio pornógrafo del principios del siglo XX, Pierre Loüys. Las escenas son tan increíble que, como decís, se quedan en la memoria. Y haber utilizado a dos actrices para representar dos aspectos del mismo personaje es genial. Sólo Buñuel, a pesar de su grotesco machismo, pudo haberla dirigido así.

 
At 11:39 PM , Blogger davide-shoplifter said...

Buenas noches Chica Borges, me llamó la atención tu nombre y decidi dar un vistazo a tu blog y que me encuentro con este film de Buñuel, debo decirte que es uno de mis directores fetiche quiza por lo complejo y bizarro que son sus filmes, no he tenido la oportunidad de ver por completo Ese Obscuro Objeto del Deseo pero si he visto Los Olvidados, a lo lejos me recuerdo de Bella de dia (Belle de Jour) donde la Deneuve debutó y por supuesto hay una que me gusta de su etapa en Mexico "El" de un cuate con problemas mentales, que lastima que ya no hayan muchos directores de esa clase, en Viridiana creo que sale la Silvia Pinal si no estoy mal.

Bueno saludos y cuidate mucho.

 
At 11:40 PM , Blogger davide-shoplifter said...

This comment has been removed by the author.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home